Esta mujer llega a casa borracha y lleva un pedo de cojones que le hace meterse en la cama de su hijo sin darse cuenta. La tía se debe pensar que se ha ido de fiesta a casa de algún desconocido. Pero resulta que ¡es su hijo! Y le empieza a tocar la polla, luego se monta encima y se lo folla. El tío ni se pregunta qué está pasando porque lo único que sabe es que tiene chocho gratis por mucho que sea el de su madre. Se la folla hasta que mientras la guarra está cabalgando se corre dentro de ella.

(1)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*