Su madre es una mujer soltera y la gusta salir de fiesta con las amigas, se viste con minifalda y ropa apretada que marca sus tremendas carnes, todo esto a su hijo le tiene bastante confundido, hasta el punto que una noche la espera despierto, sentado en el salón y con una vela encendida, la madre al llegar muestra interés por la vela y huele su aroma, ¡y ahí cometió el error!, la madre se queda dormida y desde ese momento seguirá las ordenes de su hijo, un hijo muy depravado que no lo duda un instante: convierte a la madre en su puta particular

(26423)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario