Este tío está loquito por el cuerpo de su hermana y para follarla haría lo que fuera. La ha convencido de que deberían echar un polvo diciéndole que los dos están sin pareja y que es mejor que follen entre ellos que salgan por ahí a conocer gente que luego pueda estar loca y les dé problemas. La zorrita se convence, le come la polla arrodillada y después se pone de espaldas contra la pared para que el hermano la comience a follar. Lo hace con suavidad al principio, pero luego cada vez la penetra con más fuerza hasta correrse.

(32226)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*