Esta madre y su hijo han tenido que compartir cama en el hotel en el que se alojan y el chaval, al estar rozando el culo de su madre durante la noche, siente la tentación de meterle mano. Empieza a tocarla y cuando ve que su madre no se opone al rozamiento sigue manoseándola hasta que pasa a mayores. Resulta que la madre está muy cachonda porque hace años que nadie la folla y la idea de que la penetre su propio hijo no termina de resultarle desagradable vista la buena polla que tiene el chaval, así que le da vía libe para que se la meta y se la folla.

(10808)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*